Metales pesados: historia y actualidad (II)

En esta segunda parte, encontrará la descripción de otros pigmentos con alto contenido de plomo y una reseña sobre el significado de los metales pesados o metales tóxicos.

Por: M.Sc. Ph.D. Julián A. Restrepo R.*

En la primera parte de este artículo presentada en la edición 22-6 de 2017, se destacó la historia de los metales pesados y la manera en la que han sido implementados a lo largo del tiempo. Además se describieron algunos pigmentos con alto contenido de plomo que se continuarán mencionando a continuación. Además se presentará una descripción sobre el significado de los metales pesados o metales tóxicos.

- Publicidad -

Otros pigmentos con un alto contenido en plomo: otros de este tipo usados fueron el litargirio (óxido de plomo), cuya presentación más frecuente, aunque no única, es como amarillo, y el extracto de Saturno (acetato de plomo, fundamentalmente), un blanco que ha tenido usos muy curiosos, por cierto, más allá de la pintura, incluso como remedio universal en la medicina del siglo XVIII.

Y es que el impacto del uso de pigmentos con plomo por parte de los pintores ha sido tan devastador, que algunos estudiosos del tema indican que pintores como Miguel Ángel, Caravaggio, Rubens, Goya, Fortuny, Van Gogh, Renoir, Dufy, Klee, Kahlo, Portinari y Sorolla, probablemente sufrieron saturnismo y estamos hablando de pintores que vivieron en el período de cuatro siglos distintos (s. XVII al XX) [19] [22]: En un estudio se concluye que la enfermedad que dejó sordo a Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828), pudo ser causada por saturnismo. Pero el caso de Goya es uno de los más curiosos, ya que hay quien apunta a que el envenenamiento por plomo, en realidad, ayudó a lanzar su carrera, transformando sus dulces y sentimentales inicios hacia cuadros más oscuros, grotescos y agresivos que elevaron su trabajo y reputación en la historia del arte (ver Figura 3) [20].

En un análisis de los restos de Michelangelo Merisi, alias Caravaggio (1571-1610), en el cementerio de Porto Ercole (Italia), se encontró que sufría de saturnismo [16]. En Fortuny, Mariano José María Bernardo Fortuny y Marsal (1838-1874), considerado uno de los pintores españoles más importantes del siglo XIX después de Goya, dicho padecimiento, junto con la malaria, precipitaron su muerte [23]. En el caso del pintor holandés Vincent Willem van Gogh (1853-1890), se indica que la condición mental de Van Gogh estaba asociada al saturnismo [23]. En el caso más reciente documentado, el pintor Cândido Portinari (1903-1962), uno de los pintores brasileños más importantes de todos los tiempos, ciertamente padeció un saturnismo que fue finalmente la causa de su muerte [24]. Entre la explicación de las causas del porqué dicho envenenamiento pudo ocurrir entre estos pintores está el hecho de que tenían malos hábitos y al tener largas jornadas de trabajo, tendían a ser desorganizados con sus utensilios y los materiales que empleaban, se manchaban frecuentemente con la pintura sus prendas y manos, tenían el hábito de sujetar el pincel entre los dientes o de remojar las cerdas de éstos con saliva, comer sin lavarse las manos sucias de pintura. Los médicos forenses indicaron, además, que los afectados solían emplear utensilios de alfarería y barro vidriado con un alto contenido en plomo, así como recipientes de cobre mal estañado, como en el caso de aceiteras o almireces.

Figura 3: Saturno devorando a su hijo. Autor: Francisco de Goya (1819-1823)

Pero el padecimiento del saturnismo no era exclusivo de los pintores: Un análisis de un mechón de cabello y un fragmento de cráneo de Ludwig van Beethoven (1770-1827), dieron como resultado altas concentraciones de plomo, lo que indica que Beethoven padeció esta enfermedad, la cual le provocó sordera, su carácter taciturno y antisocial, y finalmente le causó la muerte [16] [25]. Se sabía que el músico sufría problemas estomacales desde los veinte años, que incluso le producían crisis depresivas y un agrió carácter. La aparición de plomo en su cráneo revela que la exposición del músico al plomo no fue un hecho puntual, sino algo constante durante muchos años. Investigadores relacionan la profunda melancolía y dramatismo de las últimas piezas de Beethoven con la enfermedad crónica desarrollada por el compositor alemán. Sin pretender por ello desmerecer el genio natural del músico, se concluye, por tanto, que composiciones tan admiradas, y recibidas con tanto espanto por el público de la época, como la “Novena sinfonía”, deben parte de su belleza a una enfermedad que también lo llevó a la tumba [25].

Entre las principales causas de su padecimiento se indican: su pasión por la ingesta de pescado contaminado del Danubio (cuyas aguas presentaban por aquella época, elevadísimas cantidades de plomo), solía beber mucha agua en vasos de plomo, un elevado contenido de este metal en el cristal de las copas que usaba, las sales metálicas con las que se adulteraba el vino barato (que Beethoven, bebía en abundancia), las aguas termales a las que el compositor tenía gran afición o las sales de plomo de los medicamentos antibacterianos empleados comúnmente en el siglo XIX, son algunos de los factores que pudieron haber desencadenado el saturnismo que padecía el compositor [25].

Debemos indicar que si desde tiempos antiguos ya se tenía conocimiento de la toxicidad de algunos MPs, como en el caso del plomo, y si aún tenemos reportes de casos de envenenamiento por este metal, podríamos relacionar esto con la idea del “Eterno Retorno” de Nietzsche, “los sucesos se repiten cíclicamente”: si consideramos el progreso histórico del desarrollo tecnológico, veremos que éste vive su propia versión de la idea del “Eterno Retorno”, en donde podemos afirmar que lo que hacemos se repite paradójicamente una y otra vez. Así como antes, hoy tenemos civilizaciones que están siendo afectadas por el uso del plomo, aun a pesar de tener el conocimiento de su toxicidad asociada [26].

¿Qué son los “metales pesados” ó “metales tóxicos”?
En términos químicos, un elemento denominado como “metal pesado” es un miembro de un grupo de elementos que exhibe propiedades metálicas. Se incluyen principalmente metales de transición, algunos semimetales, lantánidos, y actínidos. Muchas definiciones diferentes han propuesto basarse ya sea en la densidad, en el número atómico o peso atómico, y algunas en sus propiedades químicas o de toxicidad [27].

En un informe técnico de la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, de su acrónimo en español), el término “metal pesado” es considerado como una “mala denominación”, debido a su definición resulta contradictoria y a su falta de “bases de coherencia científica” [27]​. Para lo cual se ha propuesto el uso del término alternativo “metal tóxico” ó “metal pesado tóxico”, para el cual tampoco existe consenso de su exacta definición [28].

Como se discute luego, dependiendo del contexto, los metales pesados pueden incluir elementos livianos como el carbono y pueden excluir algunos de los metales más pesados. Los MPs se encuentran libres y de forma natural en algunos ecosistemas y pueden variar en su concentración. Sin embargo hay una serie de elementos que en alguna de sus formas pueden representar un serio problema medioambiental y es común referirse a ellos con el término genérico de “metales pesados”. En la actualidad, existen fuentes antropogénicas de MPs, tal como la contaminación, que los ha introducido en los ecosistemas. Por ejemplo los combustibles derivados de la basura (no orgánica), generalmente aportan estos metales, así que se debe considerar los MPs cuando se utilizan los residuos como combustible.

Los principales “metales pesados tóxicos” son el mercurio, plomo, cadmio, arsénico, cromo y estaño y en raras ocasiones, algún no metal como el selenio. A veces también se habla de contaminación por MPs, incluyendo otros elementos tóxicos más ligeros, como el berilio o el aluminio [1] [9].

Nota: En la próxima edición encontrará la tercera y última parte de este interesante artículo sobre los metales pesados, el cual hará referencia sobre la presencia que aún tienen en el sector y sobre algunas legislaciones asociadas al tema.

Referencias
[1] Restrepo, J.A., “Principio de Hanlon en formulación, parte I”. Inpralatina, Vol. 22, No. 1, ene/feb, 2017, pp. 22-25; b) Restrepo, J.A., “Principio de Hanlon en formulación, parte II”. Inpralatina, Vol. 22, No. 2, mar/abr, 2017, pp. 22-25
[9] a) http://noticias.caracoltv.com/colombia/el-mercurio-envenena-colombia-efectos-devastadores-de-la-mineria-ilegal; b) http://www.elcolombiano.com/especiales/mercurio-en-antioquia/el-mercurio-un-monstruo-dormido-en-antioquia-YC721881; c) http://www.eltiempo.com/multimedia/especiales/mineria-ilegal-en-colombia-comprar-mercurio-en-bogota-es-tan-facil-como-comprar-oro/16460373
[16] http://www.euskonews.com/0614zbk/gaia61404es.html
[19] a) https://letamendi.wordpress.com/2014/02/12/saturnismo-la-enfermedad-de-los-pintores-introduccion/; b) Chic García, G., Consideraciones en torno a un ánfora encontrada en La Punta de la Nao (Cádiz). Homenaje al Prof. Dr. Hernández. T.I. Sevilla. 1982. pp. 51-56
[20] a) https://lavozdelmuro.net/5-curiosos-y-sorprendentes-casos-de-personas-que-se-envenenaron-a-si-mismas-sin-saberlo/; b) Grout, J., Envenenamiento por plomo y Roma. Universidad de Chicago
[22] a) http://www.revclinesp.es/es/goya-fortuny-van-gogh-portinari/articulo/13084764/; b) http://www.larazon.es/lifestyle/la-razon-del-verano/deconstruyendo-dietas/que-tuvieron-en-comun-goya-beethoven-y-van-gogh-FE10361510; c) Montes S.J., Goya, Fortuny, Van Gogh, Portinari: lead poisoning in painters across three centuries. Revista Clínica Española, Vol. 206, 1, 2006, pp. 30-32
[23] González L., F.J.; Montejo, A.L., Implicación del saturnismo en la psicopatología de Vincent van Gogh: https://www.researchgate.net/publication/286700293_Implicacion_del_saturnismo_en_la_psicopatologia_de_Vincent_van_Gogh
[25] http://www.abc.es/cultura/musica/abci-beethoven-genio-murio-comer-pescado-contaminado-danubio-201604170240_noticia.html
[26] a) Restrepo, J.A., “La idea del eterno retorno, parte I”; Inpralatina, Vol. 17, No. 3, mayo/junio de 2012, pp. 37-38; b) Restrepo, J.A., “La idea del eterno retorno, parte II”; Inpralatina, Vol. 17, No. 4, jul/ago de 2012, pp. 24-29
[27] Duffus, J. H., “Heavy metals: a meaningless term? (IUPAC Technical Report)” Pure and Applied Chemistry, 2002, Vol. 74, pp. 793-807
[28] https://es.wikipedia.org/wiki/Metal_pesado

* M.Sc. Ph.D. Julián A. Restrepo R. Asesor y Consultor Técnico en Recubrimientos. Presidente STAR (Asociación de Técnicos Andinos en Recubrimientos). julianres@hotmail.com Medellín, Colombia.

Cotizar productos y servicios técnicos para América Latina

Ultimos Posts

    • Avatar de 8donlimpio82
    • Limpieza In Situ
    • Hola buenos días a todos, ese agua colorada que se obtiene tras el lavado de la olla debe de ser retirado y guardado en un envase para su posterior...
    • Avatar de hugo.tenorio
    • Limpieza In Situ
    • Muy buena pregunta, adicional seria saber si existen metodologias para no tirar el agua colorada que resulta del lavado de una olla. Muchos la tiran...
    • Avatar de alex.gnm2
    • Limpieza In Situ
    • Buen día.! Yo laboro en una planta productora de pintura y recubrimientos, actualmente analizo la manera de mejorar el tiempo de lavado de máquinas...

Ultimos Comentarios

  • ¿qué es lo que hace que el zinc sea anticorrosivo?, ¿qué propiedades lo hacen ser capaz de proteger metales?

    Leer más...

     
  • thanks a lot about your subject and simple explanation . but i need to asks about the best or optimum ...

    Leer más...

     
  • Orientador para quienes dirigimos y aprendemos. From Diriamba Nicaragua.

    Leer más...

     
  • esse ranck nao e verdadeiro

    Leer más...

     
  • Hola Oscar, gracias por compartirnos tu experiencia. Te agradecemos que nos puedas compartir ...

    Leer más...