×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 14097
Para lograr una excelente aplicación de los recubrimientos en polvo, los fabricantes de equipos han diseñado cabinas manuales y automáticas. Estas últimas incluso recuperan la pintura sobrante para su reutilización y permiten cambios en el tipo o color de recubrimiento en tiempos inferiores a cinco minutos.

Por Vanesa Restrepo


Hoy las cabinas para la aplicación de pintura son equipos fundamentales en el mejoramiento de los procesos productivos al interior de las empresas. Sus aportes van desde ahorros en la materia prima, mayor calidad en la fase de acabados, piezas de mejor calidad, hasta procesos más limpios y seguros dentro y fuera de la planta. Es un hecho. Aunque en un proceso de pintura la calidad de ésta sea la mejor del mercado, todas sus cualidades se pierden si se aplica en un ambiente adverso cargado de residuos de polvo (que se adhieran a la pieza), o que estimule la aparición de defectos que acaban con lo que hubiera podido ser un excelente producto final y generan pérdidas.

Precisamente para evitar estos problemas tan costosos existen las cabinas de pintura, unidades restringidas y delimitadas por paredes, que funcionan casi como un “cuarto de cirugía”; adaptadas tecnológicamente para crear una atmósfera artificial en la que se adelante este importante estadio de la fabricación, con un cien por ciento de calidad. Con ellas se garantiza el control de las variables que afectan las propiedades y fines para los que fue creada la pintura así como las consecuencias colaterales de aplicarla sobre una superficie durante el proceso.

La cabina es un componente fundamental en el taller de pintura en la que se produce el ambiente idóneo para un repintado de calidad. Pero no sólo aporta ventajas de cara a garantizar un acabado perfecto, sino también desde el punto de vista medio ambiental, ya que se retienen la mayoría de partículas de pintura y compuestos orgánicos volátiles, y desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales, ya que permite al pintor trabajar en unas condiciones controladas. Además, si se trata de una cabina-horno de pintura, reduce los tiempos de secado al trabajar a unas temperaturas de unos 60 - 80 ºC.

El proceso
Una cabina de pintura es un recinto cerrado en el que se introduce el vehículo o pieza a pintar, y por el que circula aire desde el techo de la cabina hacia el suelo de la misma. Esta circulación forzada de aire, vertical y hacia a bajo, es la encargada de arrastrar los restos de pulverización aerográfica.

El aire captado del exterior, se hace pasar por un filtro para eliminar las principales impurezas, después puede ser calentado mediante una caldera que eleva su temperatura hasta el punto óptimo de aplicación, que es de unos 20-22 ºC.

Antes de entrar a la cabina se hace pasar a través de unos filtros que eliminan las partículas finas de polvo para evitar que la suciedad quede adherida a la película de pintura. Las salidas de este aire se realizan por el suelo enrejillado, filtrando el aire mediante las denominadas paradas, filtros que se encuentran debajo de las rejillas y que retienen los restos de la pintura en suspensión.

Estos filtros deben ser renovados después de un determinado número de horas de funcionamiento de la cabina, ya que se van cargando, dificultando la circulación de aire en la cabina y creando una sobrepresión excesiva que perjudica tanto al pintado (se crean turbulencias interiores) como al operario, al trabajar en un ambiente poco saludable que le puede producir cansancio.



Estos filtros "paint-stop" sólo retienen la pintura sólida, de manera que los disolventes de la pintura, los compuestos orgánicos volátiles (VOC), serían expulsados a la atmósfera. Para retener estos contaminantes, las cabinas pueden contar con un sistema de filtración de vapores orgánicos, se trata de un filtro de carbón activo que también debe ser renovado cada cierto tiempo para que éste sea eficaz.

El aire dentro de la cabina circula desde arriba hacia abajo, creando un flujo vertical y descendente que garantiza la adecuada renovación de aire del interior de la cabina. El caudal de aire en la aplicación de pintura para una cabina típica es de unos 20.000 m3/h aproximadamente, con una velocidad media de aire de unos 0,4 m/s. El diseño de la cabina ha de asegurar que en esta circulación de aire no se produzcan turbulencias, para garantizar que los restos de pintura se dirijan directamente a la zona enrejillada del suelo.

El volumen de aire introducido es algo superior al de aire extraído, de manera que se crea una ligera sobrepresión en la cabina que tiene como consecuencia una corriente de salida de aire desde la cabina hacia el exterior a través de los cierres, incluso al abrir la puerta, ya que si fuese en sentido inverso entraría aire sin filtrar con partículas de polvo y pintura de las operaciones adyacentes a la cabina de pintura.

La introducción y extracción de aire se puede realizar mediante un grupo motoventilador, o mediante dos, dependiendo de las dimensiones de la cabina. En el caso de dos motoventiladores, uno es el encargado de la aspiración de aire y el otro de su impulsión, ejerciendo cada uno una función independiente.

Tipos de cabinas
En el sistema de pintura manual, los operadores de la línea tienen que cargar el material a ser pintado en una ganchera, colocarla para pintar en la cabina, removerla para colocarla en el horno y retirarla nuevamente para enfriar. En líneas continuas, la única operación manual es la colocación en la ganchera y el retiro de las piezas, practicamente frías, después del curado.

Los fabricantes de cabinas de pintado ofrecen distintas posibilidades para adaptarse al espacio disponible, posibilidades de inversión y las necesidades propias de los talleres. De esta manera, una cabina puede ofrecer distintas opciones, como caudales de aire que van desde los 15.000 a los 60.000 m3/h, montadas con basamento o sin él, grupo de aspiración e impulsor de aire de uno o dos motores, grupo generador de funcionamiento a gas-oil, gas natural o gas natural en vena de aire, con o sin equipos depuradores de carbón activo, zócalo totalmente enrejillado o mixto, distintas calidades en los materiales empleados, secado convencional por aire o mediante radiación infrarroja, o un diseño: tipo túnel (pintado y secado en distintos espacios), paralelo (similar al anterior pero con desplazamiento lateral), o el más común, cabina-horno.

En la tabla 1 hemos analizado las características de algunas cabinas ofrecidas por fabricantes en América Latina. Se trata de dos sistemas de aplicación automático que ofrecen la posibilidad de una o varias pistolas, de acuerdo con los requerimientos del aplicador.
OTRAS NOTICIAS

article thumbnailMéxico. INPRA LATINA visitó la feria LACS 2019, que tuvo lugar del 19 al 21 de junio en el Centro Citibanamex en la Ciudad de México, donde...
article thumbnailMéxico. Hero Products Group anuncia la contratación de Orlando Torres como el nuevo Gerente de Servicios de la marca para México, como parte de una...
article thumbnailEstados Unidos. La Fundación W.M. Keck otorgó una subvención de un millón de dólares a un equipo dirigido por químicos de la Universidad de Texas...
article thumbnailInternacional. Investigadores de la Universidad de Qingdao Binhai en China estudiaron partículas de TiO2 preparadas por el método sol-gel con...
article thumbnailAlemania. BASF presentó una nueva planta de recubrimientos protectores en láminas en sus instalaciones en Münster, tecnología con la cual la...
article thumbnailWacker La línea de dispersiones PRIMIS SAF 9000 de Wacker incluye productos resistentes al aceite y al agua para aplicaciones en paredes y pisos,...
article thumbnailLanxess Lanxess amplía su portafolio Bayferrox de pigmentos de óxido de hierro rojo para aplicaciones de pintura y recubrimientos de alta calidad, que...
article thumbnailBASF La línea especializada en impermeabilización de techos y cubiertas desarrolladas por Thermotek y Master Builders Solutions, incluye materiales de...
article thumbnailMéxico. Entre el 17 y el 22 de junio tuvo lugar la Semana Anafapyt en el Centro de convenciones Citibanamex en Ciudad de México, con la realización de...
article thumbnailMéxico. Covestro abre las puertas de su nuevo laboratorio de atención al cliente de Revestimientos, Adhesivos y Especialidades (CAS), para brindar...